Poliuria

La ingesta de altas cantidades de líquido (entre 2 litros y medio y 3 litros al día) está recomendada por todos los médicos y especialistas en salud. Al exceder demasiado las medidas recomendadas, sin embargo, se pueden enfrentar distintos inconvenientes. Uno de ellos es la poliuria, condición que se caracteriza por la eliminación de una gran cantidad de orina. Los niveles de eliminación de orina que se consideran anormales son los que exceden los 2 litros y medio para el hombre. Este problema de salud suele quedar en evidencia en personas que deben levantarse a vaciar la vejiga por la noche varias veces.

Las principales causas para la aparición de poliuria son la ingesta de demasiado líquido (sobre todo si es en la forma de café o alcohol), cantidades excesivas de azúcar o sal, la diabetes, la insuficiencia renal, la anemia drepanocítica y la polidipsia psicógena. Las personas que deseen evitar las complicaciones que pueden desprenderse de la poliuria deben llevar un registro más o menos certero de la cantidad de líquido que beben al día, la frecuencia con la que orinan y el volumen expelido en cada micción. Para saber si está eliminando más líquido del que ingiere también se recomienda llevar un control de peso cotidiano (usar la misma balanza todos los días y pesarse bajo las mismas condiciones).

Algunas de las pruebas que solicitan los médicos cuando existen sospechas de enfermedad en un caso de poliuria son análisis de orina, estudio de niveles de creatinina y de nitrógeno ureico en sangre, pruebas de osmolalidad, electrolitos en suero y pruebas de glucosa. El médico encargado del diagnóstico hará una serie de preguntas centradas sobre el momento del día en el que se presenta el problema, el aspecto de la orina, y algunos de los factores por los que creemos se va alterando este problema de salud (tanto los agravantes como los atenuantes).

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003146.htm