Cólico nefrítico

Los dolores a nivel renal pueden ocasionar grandes molestias con el inconveniente de generar una sensación de incapacidad para realizar ciertas actividades. El cólico nefrítico puede ser identificado como un dolor agudo a la altura abdominal o lumbar, de inicio brusco y con sensación de quemazón. Una de las características de esta condición es que aparece y vuelve a aparecer en poco tiempo. Los dolores de esta enfermedad, por lo demás, pueden afectar también a los órganos genitales y a la espalda baja, ocasionando síntomas como vómitos, sudoración, agitación y nerviosismo.

El origen de los dolores ocasionados por el cólico nefrítico se puede circunscribir en uno o más cálculos o piedras en los riñones y/o en las vías urinarias. Estos cálculos renales, de todas maneras, suelen ser expulsados con la orina. Algunos de los factores en juego en la formación de cálculos en los riñones pueden ser las dietas excesivamente altas en proteínas, el consumo de hidratos de carbono refinados, demasiado calcio o sodio en la dieta. Algunos de los factores que atenúan esta enfermedad son el consumo de potasio y la ingesta de líquidos en abundancia.

Los métodos de diagnóstico más extendidos en el caso del cólico nefrítico son el examen físico, el análisis de sedimento urinario y la incorporación de pruebas radiológicas. También se puede poner en práctica una urografía intravenosa, ecografía o pielografía ascendente.

Los primeros pasos de un tratamiento de cólico nefrítico incluirán la administración de calmantes y remedios anti-inflamatorios. Es importante elegir los medicamentos que favorezcan la expulsión del cálculo renal. En los casos en los que el cálculo no pueda ser eliminado por las vías tradicionales (a través de la orina), se deberá sugerir una cirugía para extraer de forma manual los depósitos situados en los riñones o en las vías urinarias.

Fuentes: http://www.netdoctor.es/XML/verArticuloMenu.jsp?XML=004183
http://www.saludalia.com/